sábado, 2 de abril de 2011

Llenos del Espíritu Santo

"Después que oraron, el lugar donde estaban reunidos tembló, y todos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban la palabra de Dios con valor." (Hechos 4.31)

La disposición en la búsqueda del Sello de Dios trae la respuesta divina. A partir de ese momento, los miedos y la timidez dan paso a una fe audaz y valiente para hablar de lo que Jesús hablaría en su lugar.
viernes, 1 de abril de 2011

Poder de su Pueblo

"El ha exaltado el poder de su pueblo, alabanza para todos sus santos, para los hijos de Israel, pueblo a El cercano. ¡Aleluya!" (Salmo 148.14)

El Espíritu Santo da a su pueblo la alegría y el placer de conocerlo, experimentar su poder, y sobre todo, la satisfacción gloriosa de poder servirlo.
jueves, 31 de marzo de 2011

Avivamiento

"Traed agua para el sediento, habitantes de la tierra de Tema, salid con pan al encuentro del fugitivo." (Isaías 21.4)

El Espíritu de Dios se está moviendo en los últimos días. Quién es sensible a su voz tiene la obligación de responder el clamor de los afligidos. ¡Es tiempo de salvación!
miércoles, 30 de marzo de 2011

Poder y Presencia

"¡Buscad al Señor y su poder; buscad siempre su presencia!" (Salmo 105.4)

Estos 21 días del Ayuno de Daniel son similares a una tierra que está siendo preparada para recibir la semilla divina el 17 de abril. ¿Podría el Dios de Abraham ignorar el grito de su Iglesia en todo el mundo? Lo dudo.

Al contrario, ya podemos ver los resultados en estos primeros días. ¡Ahora imagine en el último día!
martes, 29 de marzo de 2011

El Poder

"Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios" (Juan 1.12)

Muchos sacrifican para tener, pero sólo aquellos que sacrifican para ser poseídos por el Espíritu Santo reciben el poder para llegar a ser hijos de Dios.

¿Qué es mejor: recibir poder para tener o ser poseído para ser de Dios?
lunes, 28 de marzo de 2011

Mi Hijo

"Y vino una voz de los cielos que decía: «Tú eres mi Hijo amado, en ti tengo complacencia" (Marcos 1.11)

La Santísima Trinidad se ve claramente presente en el bautismo del Señor Jesús. En ese momento vino el Espíritu Santo como una paloma y se posó en su cabeza.

Lo mismo sucede hoy con los nacidos de Dios. Es envuelto por el Espíritu de Dios y se convierte en hijo de Dios.
domingo, 27 de marzo de 2011

Mi Lámpara

"Tú enciendes mi lámpara, oh SEÑOR; mi Dios que alumbra mis tinieblas." (Salmo 18.28)

El Espíritu de Dios da visión a los suyos para saber tomar las elecciones correctas, y así, a través de Su Palabra evitar el mal.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas