lunes, 10 de diciembre de 2012

Odio

"Si el mundo os odia, sabéis que me ha odiado a mí antes que a vosotros."(Juan 15.18) 

El sentimiento de odio de los hijos de este mundo hacia los hijos de Dios es parte de llevar la cruz. El Señor Jesús advirtió a sus discípulos acerca de ello. Es una pérdida de tiempo tratar de agradar a Dios y a los hijos del mundo. Es más cómodo mantener la cruz y asumir sus sacrificios que tratar de reconciliar la fe con el mundo.

1 comentarios:

Edimaury dijo...

Buenas tardes Sra.

Mientras hacemos la voluntad de Dios el mundo estará en nuestra contra y es en vano intentar agradarlo o evitar su odio, ahora si decimos que somos cristianos pero agradamos al mundo, entonces debemos reflexionar pues no es posible servir a dos señores.

En la fe.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas