viernes, 14 de diciembre de 2012

Constantemente

"Velad y orad, para que no entréis en tentación. El espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil" (Mateo 26.41) 

Estas son dos cosas que deben estar constantemente en nuestra mente: velar y orar. Ellos son tan importantes para mantener la conciencia tranquila, y por lo tanto la salvación, así como el oxígeno lo es para poder vivir. 

Vigilar es estar siempre atento para no ser sorprendido por la tentación, y orar es estar constantemente reprendiendo los malos pensamientos, las dudas, los miedos y todos los males. 

 Es mejor siempre vigilar y orar que caer.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas