jueves, 17 de enero de 2013

La Oración

"Y el SEÑOR se apareció a Salomón de noche y le dijo: He oído tu oración, y he escogido para mí este lugar como casa de sacrificio." (2 Crónicas 7.12) 

Creo que la oración es eficaz sólo cuando es sincera. Sin sinceridad, es inútil decir muchas palabras. Es como sembrar en el viento. También formalidades, como estar de rodillas o asistir a la iglesia, no garantizan respuestas. Lo que realmente cuenta es un corazón contrito, quebrantado y arrepentido, que caracteriza la humildad sincera.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas