viernes, 18 de enero de 2013

Domnio proprio

"Porque el pecado no tendrá dominio sobre vosotros, pues no estáis bajo la ley sino bajo la gracia" (Romanos 6.14)
Esta es otra de las ventajas de los que han nacido del Espíritu, que marca la diferencia entre los que son y los que no son de Dios: el pecado no tiene dominio sobre ellos. Es decir, no pecan por la fuerza del espíritu del pecado. Ellos sólo pecan si quieren pecar, porque en ellos está el fruto del Espíritu Santo: dominio propio.

2 comentarios:

Aldrea Paula dijo...

Cuando nacemos de Dios nos hacemos libres para tomar nuestras propias decisiones, sin dejar ser influenciadas por el diablo, pero tenemos que hacer uso del dominio propio para no permitir ser influenciadas por nuestra carne/voluntad. Besos

Aldrea Paula- España

Xochil- España dijo...

El que verdaderamente nació del Espíritu Santo tiene dominio sobre el pecado pues el viejo hombre, practicante del pecado, fue sepultado—murió. Ahora vive en novedad de vida y aun reconociendo que es pecador, pero no viviendo en el pecado, tiene la esperanza de una vida eterna bajo la gracia de Dios.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas