sábado, 5 de enero de 2013

Arma forjada

"Ningún arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se alce contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos del SEÑOR, y su justificación viene de mí--declara el SEÑOR."(Isaias 54.17) 

Las promesas de Dios son magníficas. Todos las aprecian y elogian, pero ninguna de ellas cae del cielo como la lluvia. Quién quiera tomar posesión de ellas tiene que pagar el precio. El texto arriba mencionado, garantiza que cada arma forjada en contra de los siervos no prosperará. Siervo es el que sirve, que dedica toda su vida, sacrifica sus deseos por los de su Señor.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas