martes, 27 de noviembre de 2012

Desventurada

"Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros, a El sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén."(Efesios 3.20-21)

A veces ocupamos nuestra mente con necesidades y preocupaciones tan insignificantes que nos olvidamos de que el Todopoderoso está en nosotros tratando de hacer mucho más de aquello que pedimos o pensamos. Como dice el apóstol Pablo, ¡desventurado soy!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

ES VERDAD SRA ESTER, COMO SI UNO PRECUPANDOSE VA A RESOLVER O HACER LA COSA ACONTECER MAS RAPIDO, DIOS ESTA EN EL CONTROL DE TODO.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas