domingo, 9 de septiembre de 2012

¿Quién quiere beber?

"Los afligidos y los necesitados buscan agua, pero no la hay, su lengua está reseca de sed. Yo, el SEÑOR, les responderé, yo, el Dios de Israel, no los abandonaré." (Isaias 41.17) 

La fe que agrada a Dios es aquella que produce certeza de que Él hará lo que ha prometido junto con las actitudes. 

Desafortunadamente, la mayoría de los cristianos no han visto la manifestación del poder de Dios, ya que esperan "sentir la fe", para sólo después tomar actitudes. Es decir, quieren ver para creer. Por lo tanto, no pueden tomar posesión de las promesas bíblicas. 

Los antiguos héroes de la fe creían, ponían en práctica esa creencia y luego veían el cumplimiento de la Palabra de Dios .

1 comentarios:

Cynthia dijo...

POR ESO UNO TIENE QUE USAR LA FE INTELIGENTE ES ESO QUE SE REFIERE CUANDO LOS PASTORES PREDICAN NO UNA FE EMOCIONAL.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas