viernes, 17 de agosto de 2012

Huya del mal

"Había un hombre en la tierra de Uz llamado Job, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal." (Job 1.1)

Tres características de los nacidos del Espíritu: integridad y rectitud, ser temeroso de Dios y se desvía de mal.

La integridad y la rectitud están relacionados con la conducta al prójimo.

El temor a Dios, está relacionado con la conducta que se tiene con Dios y la práctica de su palabra. 

Desviarse del mal, está relacionado con nuestra propia conducta o huir de los lugares que no tienen nada que ver con la fe.

3 comentarios:

Ágatha Cristina dijo...

¡¡ Qué perfección!! Todo nacido del Espíritu tiene que tener este testimonio de conducta. Y no hay como tener tal comportamiento sin ser nacido del Espíritu Santo por más que uno intente con sus propias fuerzas pues tarde o temprano, caerá en la trampa del mal.

Maria Fernanda:) dijo...

Muuuy cierto!!!Ya vi personas querer aparentar lo que no son,y no me di cuenta porque sea yo la perfecta y si porque en los pequenhos detalles no mostraron integridad y rectitud,mas tarde lo pequenho se hizo grande,por eso tengo que vigilar en mis decisiones todos los dias,un beso sra Esther! :)

Cris Morales dijo...

Es verdad sra. Esther y estas caracterisiticas de quien es de Dios son permanentes y diarias ya que el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar.
Dios siempre nos pone en alerta para que nos cuidemosy vigilemos, ya que es parte de nuestra salvación.
Dios la bendiga sra.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas