viernes, 6 de julio de 2012

Respuesta

"Estaré en mi puesto de guardia, y sobre la fortaleza me pondré; velaré para ver lo que El me dice, y qué he de responder cuando sea reprendido."(Habacuc 2.1) 

Tenemos que estar revestidos de este espíritu para tomar posesión de nuestros derechos. 

Si Dios existe, como hemos creído, ¿por qué habríamos de aceptar algo menos que sus promesas?

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas