sábado, 7 de julio de 2012

Dios y Abraham

"Mirad a Abraham, vuestro padre, y a Sara, que os dio a luz; cuando él era uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué."(Isaias 51.2)

Abraham simboliza a Dios, Isaac simboliza a Jesús y el espíritu o la fe, que movió a Abraham a sacrificar su sueño fue el Espíritu de Dios. 

Nadie en su sano juicio se somete a obedecer la Palabra de Dios, de forma incondicional, sin ser movida por el Espíritu Santo.

3 comentarios:

Verónica Gon Pant dijo...

Por ello, quienes no son de Dios y no tienen Su Espíritu, inspirados por aquellos que saben de la fuerza y victoria del sacrificio para vencer al mal, se oponen y lo rechazan.

Luz N. dijo...

Es muy cierto, servir a Dios de manera incondicional, es una locura para aquel que no es de la fe.

Verónica de Argentina dijo...

Muy cierto Sra. solo los que tenemos el Espíritu de Dios somos capacez de obedecer y sacrificar, día a día. Dios la bendiga.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas