domingo, 20 de mayo de 2012

CONVERSIÓN

"... Si mi pueblo, llamado por mi nombre, se humilla, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra".      (2 Crónicas 7,14)

Las bendiciones de Dios vienen con una condición: la conversión. La humanidad debe dejar atrás sus malos caminos.

En otras palabras, los que roban, no roben más: los que se prostituyen, ya no lo hagan; los que mienten, ya no sean mentiros, et...

Usted debe inmediatamente abandonar el pecado. Para resumirlo todo, los que quieren la atención del Espíritu de Dios, deben obedecer su Palabra.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas