martes, 17 de abril de 2012

SALVACIÓN

"Sálvame, oh Dios, porque las aguas me han llegado hasta el alma."(Salmo 69.1)

Si las circunstancias ahogan su alma hasta el punto de llevarla a pensar en el suicidio, esta es la mejor oportunidad de toda su vida para experimentar el poder del Señor Jesús. 

Vaya a un lugar privado en este exacto momento y ore el versículo anterior. Durante unos segundos, espere la respuesta ... 

En el calor de la desesperación, no hay mucho que decir, excepto clamar: ¡Dios mío, sálvame!

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas