domingo, 15 de abril de 2012

Clamor

"Levantaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? 2Mi socorro viene del SEÑOR, que hizo los cielos y la tierra."(Salmo 121.1,2)

Sólo aquellos que tienen un compromiso con Dios-Hijo es que pueden clamar a Dios-Padre con la certeza de que serán oídos. 

Esta convicción es revelada por Dios-Espíritu Santo a sus hijos.

1 comentarios:

Verónica de Argentina dijo...

Es así cuando clamamos a Dios solo los hijos tenemos certeza que nuestra oración fue oída.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas