domingo, 25 de marzo de 2012

Pesar en la Balanza

"No os jactéis más con tanto orgullo, no salga la arrogancia de vuestra boca; porque el SEÑOR es Dios de sabiduría, y por El son pesadas las acciones" (1 Samuel 2.3) 

Por nuestras intenciones, pensamientos y palabras somos pesados y determinan nuestro carácter ante Dios. Nada, absolutamente nada, permanece oculto a Él.

 Los ojos altivos, corazón orgulloso y todas clase de pecados no quedará impune. 

 Apártate del mal y haz el bien, y tendrás morada para siempre. (Salmo 37.27) 

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas