sábado, 11 de febrero de 2012

El Espíritu del SEÑOR

"Entonces el Espíritu del SEÑOR vendrá sobre ti con gran poder, profetizarás con ellos y serás cambiado en otro hombre." (1 Samuel 10.6)

Cuando la persona se rinde de forma incondicional al Espíritu de Dios, éste toma posesión de ella y la hace una nueva criatura. 

Traumas, complejos, temperamento difícil y constante estado de desánimo, vicios, en fin, todo lo que es incompatible con Dios, es expulsado. 

Es ahí que nace una nueva criatura, viniendo desde ese momento los logros sentimentales y materiales. Pero primero tiene que ser poseído por el Espíritu de Dios.

1 comentarios:

johana Nathali dijo...

Es cierto este comentario ,cuando nos rendimos al Espíritu Santo ,observamos de forma natural y no fingida , como nuestro yo y nuestra voluntad disminuye y la voluntad y frutos del Espíritu Santo toman posecion de nuestras vidas, dándonos el carácter del Dios Altísimo y haciendo de nosotros hombres diferentes

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas