lunes, 6 de febrero de 2012

Como la ola del mar

"Pero que pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra." (Santiago 1.6) 

Al igual que un rayo de luz disipa  la oscuridad, la fe hace lo mismo con las dudas. Pero eso no quiere decir que la duda se dará por vencido. Perseverar en la creencia de lo que está escrito en la Palabra de Dios es la única manera de deshacerse de sus dudas. 

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas