martes, 31 de enero de 2012

Unción

"Así menospreció Esaú la primogenitura." (Génesis 25.34)

Adán despreció la unción de Dios, Esaú despreció la unción de Isaac, Judas Iscariotes despreció la unción de Jesús y ese espíritu de rebeldía ha pasado de generación en generación. Quién no hace caso de la unción Divina se queda sujeto al poder de Satanás. No se puede estar bajo el señorío de Dios y del diablo al mismo tiempo. O la persona es de Dios o es del diablo; o ella es templo del Espíritu Santo o jarro del diablo. Por eso la mayoría de los creyentes están perturbados, fracasados y endemoniados. Aceptaron a Jesús como Salvador pero Lo han rechazado como Señor.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas