jueves, 12 de enero de 2012

GUERRA

"Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque en mi contra se levante guerra, a pesar de ello, estaré confiado." (Salmo 27.3)

David era un hombre de guerra y conquista, pues dependía del Dios de sus padres. Sabía que nunca le dejaría solo. Confianza es la palabra clave de este versículo. Es la clase de fe constante que agrada al Señor.

1 comentarios:

Cherly ( Venezuela) dijo...

Es cierto si Dios es con nosotros, nuestro corazon puede estar tranquilo pues la victoria es segura y todo saldra conforme a su volumtad.Besos y feliz fin de semana:)

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas