domingo, 25 de diciembre de 2011

Pensar como Dios

"Pero levantaré para mí un sacerdote fiel que hará conforme a los deseos de mi corazón y de mi alma; y le edificaré una casa duradera, y él andará siempre delante de mi ungido." (1 Samuel 2.35)
Los hijos de Dios escuchan su Palabra y la practican. Por eso sus corazones proceden con dignidad y sus mentes están imbuidas con la sabiduría del Padre.


0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas