sábado, 24 de diciembre de 2011

Jamás falte el Aceite

"En todo tiempo sean blancas tus ropas, y que no falte Aceite sobre tu cabeza" (Eclesiastés 9.8)

El Espíritu Santo es el aceite natural que el Señor Jesús envió a sus seguidores. ¿Qué más podemos decir sobre tan maravilloso cuidado? ¿Qué palabras podemos utilizar para expresar la grandeza de su presencia? ¿Cómo podemos explicar al mundo que Él es el sustituto a su Hijo Jesús? ¡Sólo aquellos que tienen una experiencia con Él realmente pueden valorar su importancia!



0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas