sábado, 24 de noviembre de 2012

Nuestras armas

"porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas"(2 Corintios 10.4)
Cuando Gedeón entró en combate, él no tomó ningún tipo de armas de guerra. Sólo tenía trompetas y cántaros vacíos con antorchas. Y cuando tocaron las trompetas (clamores a Dios) y rompieron los cántaros con las antorchas (manifestar la fe viva en un Dios vivo), los enemigos se destruyeron a ellos mismos. Las armas de la fe son más poderosas que las armas de los hombres.

4 comentarios:

Cynthia dijo...

Nuestra arma es nuestra fe porque Gedeon tub que tener fe para andar con cantaros y antorchas, sin su fe en Dios como el iba a vencer esta batalla,...

Coral dijo...

Es verdad nuestras armas son poderosas, capaces de derrotar a cualquier enemigo, pero para poder usarlas es necesario vivir por la fe, andar en espíritu, pues ellas son espirituales. Y aunque humanamente hablando estamos indefensos delante de los problemas, nada nos puede vencer, si usamos el arma más poderosa, que es: la obediencia a la Palabra de Dios.

Coral dijo...

Es verdad nuestras armas son poderosas, capaces de derrotar a cualquier enemigo, pero para poder usarlas es necesario vivir por la fe, andar en espíritu, pues ellas son espirituales.

Y aunque humanamente hablando estamos indefensos delante de los problemas, nada nos puede vencer, si usamos el arma más poderosa, que es: la obediencia a la Palabra de Dios.

maria de fatima da silva dijo...

E VERDADE SENHORA ESTER NAO EXISTI ARMAS

MAIS PODEROSA QUE AS ARMAS DE ORACAO

ESSA VENCE QUALQUER SITUACAO.

FATIMA ( SABADO 14:10)

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas