martes, 25 de septiembre de 2012

Insensato

"Y todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción."(Mateo 7.26,27) 

Los problemas enfrentados por el prudente son similares a los del insensato. La diferencia es que el prudente no se deja intimidar, permanece firme para siempre, mientras que el insensato no los soporta y se derrumba. Provocando que grande sea su ruina. Esta ruina es más que una pérdida física, se refiere a la pérdida de su alma.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas