miércoles, 22 de agosto de 2012

La Promesa

"A fin de que en Cristo Jesús la bendición de Abraham viniera a los gentiles, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe." (Gálatas 3.14) 

Abraham fue la primicia de Dios para bendecir a sus descendientes. Tipificaba a Jesús, el Primogénito de Dios, para bendecir a los Judios que creen.

Jesús vino a extender la bendición de Abraham a los gentiles que creen en Él.

Esta bendición no se limita a los bienes materiales, sino, sobre todo, al recibimiento de su Espíritu.

1 comentarios:

Ana Silva dijo...

Jesús vino abrir la puerta de la bendición a TODOS, no solo judíos, pero a todos que creen en la promesa.
Solo hay una condición: creer en ÉL! Se creemos en ÉL la puerta esta abierta y podemos tomar posesión y recibir Su Espíritu.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas