domingo, 22 de julio de 2012

Nuestro todo a cambio de su plenitud

"Y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que seáis llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios."(Efesios 3.19) 

El Señor Jesús prometió a sus fieles seguidores la plenitud de su Espíritu 

¿Alguna vez has imaginado estar lleno del Espíritu Santo, como lo era el Señor Jesús? 
Pues sí ... 

Pero para que esto suceda, Él también exige su todo. Es el todo a cambio de su plenitud.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es la pura verdad, es todo o nada. Porque si nuestro SEnor Jesus murio por mi y dio todo porque no yo tambien.

Gina Saucedo

Norla dijo...

Buenas noches, Sra Ester, tiene razón porque a veces le pedimos a Dios una vida plena, pero será que nosotras nos entregamos completamente o lo agradamos en todo.
Plenitud: Totalidad, integridad o calidad de pleno.

Todas anhelamos esa Plenitud.
Pero somos nosotras quienes decidimos la cantidad.

Le dejo un fuerte abrazo.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas