lunes, 23 de abril de 2012

EL COSTO DE LA OBEDIENCIA

"y aunque era Hijo, aprendió obediencia por lo que padeció; y habiendo sido hecho perfecto, vino a ser fuente de eterna salvación para todos los que le obedecen,"(Hebreos 5:8,9)

Aprender la obediencia tiene un alto precio. 

Si el Hijo de Dios, que era un siervo obediente, tuvo que pagar el precio a través del dolor, entonces se puede imaginar nosotros. 

Negar los deseos de la carne y obedecer la voz del Espíritu Santo duele. Pero es el precio para obtener la salvación eterna del alma.

4 comentarios:

Monica/Mujer v dijo...

si es cierto uno tiene que sacrificarse para obtener nuestro mayor galardon que es nuestra salvacion, sacrificar duele, pero doleria mas perder el alma. Si Jesus pudo nosotros porque no.

IvelisseRH dijo...

No es fasil obedeser pero no es imposible si uno en realidad quiere la salvacion hara lo imposible para obtenerla sin importar el sacrificio que haiga q haser

carmen dijo...

Es Verdad no es fácil ser Obediente a Dios pero cuando nos lo proponemos logramos alcanzar muchos objetivos en nuestras vidas,

Anónimo dijo...

No es fácil ser obediente y dejar de satisfacer los deseos de la carne, pero es el precio para la salvación, entonces, vale la pena obedecer!!!

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas