lunes, 2 de abril de 2012

NUEVA VIDA

"De cierto, de cierto os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto." (Juan 12.24)

El precio de tener una nueva vida en el Señor Jesús es la muerte. La muerte del pecado. 

 Aquellos que quieren nacer del agua y del Espíritu Santo tienen que morir al pecado. ¿Es posible vivir en el pecado y en la presencia de Dios, al mismo tiempo? 

 O usted renuncia a su vida de pecado para vivir una nueva vida, o se limitará a la soledad.

5 comentarios:

Maigret Puerta dijo...

Es muy cierto, por eso es que muchos siguen esclavo del pasado y su vida sigue igual, por que no han muerto para este mundo y menos al pecado. Si queremos una nueva vida tenemos que mirir a los deseos carnales (pecado)

Anónimo dijo...

Es verdad si fingimos haber abandonado el Pecado el propio Señor Jesucristo dejo escrito por su fruto lo conocere; y la semilla ue cayo en buena tierra esa sera prospera...........

nuria dijo...

Sra lo que dice es muy cierto, uno tiene que estar muerto al pecado para estar ante Dios, y aquellos que nacieron y están delante del Altísimo tienen que hacer morir aun a su propia voluntad para vivir junto a El
Dios la bendiga.

Marta Martinez

Katia cobeña dijo...

Es cierto si no morimos para este mundo (dejar el pecado) jamas conoceremos los frutos del Espiritu Santo y viviremos engañados como dice la palabra por sus frutos los conocereis .

Marta Palavecino. dijo...

Para una nueva vida con el Señor Jesus ahi que morir para este mundo y nacer de nuevo del agua y del espiritu.
Gracias por Sra.Ester por su mensajito ayuda mucho.

Marta.

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas