domingo, 8 de abril de 2012

Compasión

"Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; conforme a lo inmenso de tu compasión, borra mis transgresiones."(Salmo 51.1)

El pecado de David fue muy grave. Sin embargo, todo pecado es digno de perdón, siempre y cuando hay arrepentimiento sincero. 
David obtuvo el arrepentimiento y el perdón por su confesión sincera. 
Hoy en día, la misma misericordia está disponible para todos aquellos que la buscan.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas