lunes, 20 de febrero de 2012

Justicia

"Yo les aseguro que si ustedes no son más obedientes que los fariseos y los maestros de la Ley, nunca entrarán en el reino de Dios." (Mateo 5.20)

El Reino de los Cielos es totalmente justicia. Una vez allí, usted no tendrá ningún recuerdo de lo que es injusto. Para entrar, hay que ser justos. Pero, ¿cómo podemos ser justos, cuando no somos más que humanos y pecadores? La fe de Abraham, junto con su obediencia a la Palabra de Dios, hizo de él un hombre justo. Por lo tanto, usted debe usar su fe en la obediencia a la Palabra.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas