jueves, 26 de enero de 2012

Renuévame

"Crea en mí un corazón limpio, oh Dios, y renueva un espíritu recto dentro de mí." (Salmo 51.10)

Ninguna oración que no es sincera es contestada. Sea cual sea el grado de pecado cometido contra Dios, contra otros o contra sí mismos, la sinceridad va a destruir todos los planes del infierno. David es ejemplo. Él recibió la misericordia de Dios a causa de su corazón sincero. 

Usted puede destruir todos los planes del infierno también. Rasgue su alma delante del Señor Todopoderoso y su vida nunca será la misma.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas