sábado, 21 de enero de 2012

En todo tiempo

"En todo tiempo sean blancas tus ropas, y que no falte ungüento sobre tu cabeza" (Eclesiastés 9.8)

Es difícil vivir en un mundo sumido por el pecado y mantener su ropa blanca. No es imposible. El secreto de mantenerse puro en este mundo impuro es no perder el temor a Dios y obedecer su voz. Cuanto más pecador uno es, más eficaz es el poder de Dios. El Todopoderoso nunca pide algo que es imposible de hacer.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas