miércoles, 7 de diciembre de 2011

Una Respuesta Inmediata

"He aquí, no se ha acortado la mano del SEÑOR para salvar; ni se ha endurecido su oído para oír."(Isaías 59.1)

Si la mano de Dios no se acorta, ¿qué más hace falta para que usted pueda salir de ese pozo sin fondo? Si su oído no es sordo, ¿qué más hace falta para que pueda ser escuchado? 

Haga lo siguiente: Deje toda su esperanza depositada en los demás, y de forma incondicional, ahora mismo, encuentra un lugar privado, entrégate a Él con todas tus fuerzas y espera ... 

 La respuesta será inmediata.


0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas