sábado, 5 de noviembre de 2011

Refugio Secreto

"El que habita al abrigo del Altísimo morará a la sombra del Omnipotente. Diré yo al SEÑOR: Refugio mío y fortaleza mía, mi Dios, en quien confío." (Salmo 91. 1-2) 

La habitación secreta del Señor es invisible, silenciosa y segura. Nadie puede verla o sentirla, incluidos sus habitantes. Sin embargo, la convicción y la paz interior son notorios en su día a día. El Espíritu Santo es la Habitación Divina de quienes practican la Palabra de Su Hijo Jesucristo.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas