miércoles, 9 de noviembre de 2011

Bendición del Señor

"Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno. Y el SEÑOR lo bendijo." (Génesis 26.12) 

A pesar de sembrar en tierra del enemigo, Issac estaba seguro de que iba a tener una cosecha abundante a causa de las promesas hechas a su padre. Este versículo nos muestra cómo no sólo creía en Dios, sino también creía en sí mismo. Esa es la clase de fe que agrada a Dios. Muchos creen en Dios, pero no creen en sí mismos. En este caso es imposible que la fe funcione.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas