jueves, 27 de octubre de 2011

Dispuesto a perdonar

"He aquí, no se ha acortado la mano del SEÑOR para salvar; ni se ha endurecido su oído para oír." (Isaias 59.1) 

La mano de Dios no se acorta para aquellos que buscan su ayuda, no es sordo a todos los que le invocan. Él siempre está esperando con los brazos abiertos, dispuesto a perdonar y atender el clamor de los afligidos. Su misericordia es infinita.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas