jueves, 1 de septiembre de 2011

Engañador

"Maldito el que engaña ... " (Malaquías 1:14)

La astucia del engañador lo hace ser exitoso por el espíritu del anticristo que habita en él. La única manera de identificar y proteger nuestra fe es llenándonos del Espíritu de Dios. Sólo el Espíritu Santo nos puede guiar hacia la verdad y salvarnos de las asechanzas del engañador. El Sello de Dios no es una opción cristiana, sino una necesidad para el mantenimiento de la salvación.

Así que, querido lector, tenga cuidado de no involucrarse con los discípulos del Anticristo y poner su alma en peligro.

0 comentarios:

Sea Bienvenida




Me gusta leer la Biblia todos los días por la mañana y por eso he decidido compartir lo que Dios me habla a través de este blog.

Artículos más populares

Páginas vistas en total

Mis blogs favoritos

Siga por correo electrónico

Archivos

Seguidores

Etiquetas